NO VENDEMOS CASAS, CAMBIAMOS VIDAS

¿HABLAMOS?

971 755 220
Migas de pan

NOTICIA

¿POR QUÉ VENDER TU CASA A TRAVÉS DE UNA AGENCIA?

12 JUNIO, 2017

Asesor inmobiliario.

Ser asesor inmobiliario es un ejercicio de empatía, de inteligencia emocional, de mano derecha e izquierda, de cabeza y corazón. El asesor inmobiliario debe ser resolutivo, entusiasta y de confianza. Experimentado y sensible. Sagaz y tenaz, paciente y muy valiente.

Ser asesor inmobiliario se trata de condensar muchas profesiones en una sola o al menos así lo entendemos en Fincas Fiol.

No imaginamos nuestro trabajo sin implicarnos en cada venta y en cada compra, sin saber escuchar y saber aconsejar. Sin tomar cafés en salones ajenos y ser todo oídos en las dudas, en los miedos, en los temores y en los ‘y si no sale bien…’. Nos gusta saber quién compra, quién vende y qué necesitan. Conocer sus rarezas, sus anécdotas y su historia.

Vender una casa no es tarea fácil.

En el proceso -a veces doloroso, a veces ansioso, a veces necesitado- de venta de una casa son muchos factores los que tenemos en cuenta en los que un profesional tiene que dar el do de pecho.

Ser asesor inmobiliario requiere conocimiento para tratar con todos los agentes que actúan en la venta de una casa, que son muchos y variados.

Además, sabemos cómo preparar la vivienda antes de enseñarla. Si necesitáis pintar, limpiar, arreglar.

Examinamos a los potenciales compradores. Nos informamos sobre su solvencia, sus intereses y el punto en el que se encuentran con respecto a la compra.

Somos capaces de resolver las dudas del comprador y de redactar, entender y explicar los pormenores de un contrato. Las cláusulas, las cuestiones hipotecarias, los impuestos, las herencias, etc.

Conocemos el precio de mercado y la horquilla en la que bailar con absoluta tranquilidad.

En Fincas Fiol nos gusta entender el proceso como un camino que recorrer juntos. Un camino que no acaba hasta que vosotros y nosotros traspasamos la línea de meta con los objetivos más que cumplidos.

Compartir