NO VENDEMOS CASAS, CAMBIAMOS VIDAS

¿HABLAMOS?

971 755 220
Migas de pan

NOTICIA

¿POR QUÉ MEDIOS Y BLOGGERS DICEN QUE ES MEJOR COMPRAR UNA VIVIENDA ANTES DEL AÑO QUE VIENE?

17 AGOSTO, 2012

Según apuntan todas las quinielas la crisis financiera que nos azota está lejos de darse por zanjada. Los mercados de valores y los bancos se mantienen subidos en un continuo carrusel de marcadores que dan un dividendo de grandes incertidumbres y que nos hacen dudar (todavía más, si es posible) a la hora de dar un paso adelante en cuanto a la compra de una vivienda. Pero, en algún lado tendremos que (sobre)vivir ¿verdad?

¿Es posible lanzarse a la compra de un nido donde poder empezar a construir nuestro nuevo mañana?

Parece ser que los expertos piensan que sí, y que mejor hacerlo hoy que mañana. Según los datos que se manejan, una parte del stock de pisos se venderá en lo que queda de año 2012, ya que el pronóstico de venta para el año que viene es, según las estadísticas, muy bajo, pese a que hasta enero de 2013 se mantendrá la desgravación por compra de vivienda y un IVA superreducido al 4%.

Sólo un 4% de los españoles piensa en comprar una vivienda, lo que hace pensar que visto lo poco halagüeño de los pronósticos de intención, los propietarios decidan cerrar sus ventas en lo que queda de éste.

Algunos expertos piensan que es poco probable que bajen más los precios, ya que los propietarios están convencidos de que si se mantiene el valor actual, se venderán tarde o temprano. No obstante, no descartan una bajada de los mismos (incentivada por los inusuales precios de las viviendas que la banca ofrece con tal de “desenladrillarse”) para finales de este año, y que hasta finales de 2014 la tendencia fuera una ligera bajada general, cosa que podría animar a los compradores.

Aunque siempre puede suceder que algunos vendedores con necesidades urgentes materialicen importantes bajadas de precios, propiciando así el cierre de ventas en un corto espacio de tiempo.

El sector en cifras:

Según el Instituto Nacional de Estadística, en junio se realizaron 25.405 operaciones, un dato que está muy lejos de las cifras alcanzadas en pleno boom del sector, cuando se llegaron a superar las 80.000 transacciones mensuales. De este total, el 52,3% fue sobre viviendas de segunda mano y el 47,7% sobre inmuebles nuevos. La compraventa de viviendas nuevas se redujo un 12,3% frente al mismo periodo de 2011, hasta sumar 12.109 operaciones. La contracción en el segmento de las usadas fue del 10,6%, con 13.296 operaciones.

La venta de viviendas registró una caída también en términos intermensuales. El retroceso fue del 6,9% en junio, que contrastó con el repunte del 26,6% experimentado en mayo.

La mayor parte de las casas transmitidas por compraventa —el 87,3%— se realizó sobre viviendas libres. En este sector, la caída fue del 10,1% en el sexto mes, hasta las 22.173 operaciones.

Las operaciones sobre viviendas protegidas fue de 3.232, con un descenso del 19,6%. Y el total de fincas rústicas y urbanas transmitidas en junio fue de 130.294, con un descenso del 8,1% sobre junio de 2011.

Expectativas:

Se espera que 2013 sea un año “tranquilo” en el sector inmobiliario ya que parece que más de un 95% de la población seguirá recelosa de invertir en inmuebles, ya sea por la situación económica y social por la que se atraviesa, o por la falta de financiación.

NordKapp, la casa de análisis de Banco de Valencia, dice en un informe que la caída de los precios de la vivienda en nuestro país se está intensificando y subraya que “una crisis no culmina hasta que aquello que la generó desaparece”, en este caso, la burbuja crediticia; por ello el broker considera que “cada día que caen los precios, se está más cerca del final de la crisis” y que “para que el capital vuelva a entrar en el sector inmobiliario, y con ello se reactive la economía nacional, es necesario que los precios de los pisos caigan más”. Entre los motivos que esgrime NordKapp para vaticinar más descensos en los precios de los pisos están el alza de impuestos, el desempleo, las exigencias de las previsiones bancarias y el hipotético rescate de la economía española.

Con estos datos sobre la mesa (y con ganas o necesidad de comprar), no es descabellado pensar que, si se reúnen las condiciones favorables, será mejor hacerlo en el transcurso de los próximos meses.

Compartir